Rodeados de Cádiz

Una vida de cara al mar, paso obligado de comerciantes de los lugares más recónditos del mundo y asentamiento de culturas durante sus más de 3000 años de existencia infunden a Cádiz ese carácter abierto y lleno de ingenio que han convertido esta tierra en cuna de personajes ilustres y artistas.

Su riqueza monumental, su suculenta gastronomía, su oferta de ocio, deporte y diversión, sus inmejorables playas urbanas y una provincia con recursos capaz de satisfacer al visitante más exigente, hacen de Cádiz uno de los destinos más deseados de Andalucía.

Una oferta de turismo variada que hace que cada año reciba una gran cantidad de visitantes ansiosos de perderse entre sus luminosas calles, disfrutar de sus afamados carnavales, degustar platos y productos locales tan emblemáticos como las tortillitas de camarones, las ortiguillas, el cazón en adobo, pasear por sus rincones mil veces cantados Barrio de la Viña, La Catedral, La Alameda,… y maravillarse con la luz de sus inolvidables atardeceres en La Caleta

Así entendemos nosotros la vida, con alegría y así nos gusta vivir y recibir al visitante en Restaurante El Faro de Cádiz, por que como bien dicen las alegrías.

“Cuando se entra por Cai, por la Bahía,
se entra en el paraíso, de la alegría”.